La Ley 35/2015, de 22 de septiembre, reforma el sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación, o accidente laboral es decir, esta ley deroga la anterior. De igual modo esta ley, hace en el nuevo baremo de unas indemnizaciones más altas por lesiones graves, que anteriormente  la otra ley no se otorgaba.

Qué es un accidente de trabajo

Un accidente de trabajo es toda lesión corporal que el trabajador soporta dentro de su horario laboral, entendiendo por lesión todo daño causado por una herida, golpe o enfermedad. Además se deduce que el accidente sea con ocasión o por consecuencia del trabajo, es decir, que exista una relación de causalidad directa entre trabajo-lesión.

Indemnización por Lesiones Graves en accidente de trabajo

Centrándonos en las lesiones graves, examinamos que, toda lesión supone o requiere un efectivo menoscabo de la salud física o psíquica de la víctima.

El Bien jurídico protegido de las lesiones, es la totalidad de los de la salud física o psíquica y no la mera integridad corporal que puede ser menoscabada en beneficio de la salud.

El tipo agravado de las lesiones graves, se encuentra regulado en el artículo 148 del Código Penal, que permite imponer la pena de prisión de dos a cinco años, cuando concurra alguna de las siguientes circunstancias:

  1. Si en la agresión se hubieran utilizado armas, instrumentos, objetos, medios, métodos o formas concretamente peligrosos para la vida o salud física o psíquica del lesionado.
  2. Si hubiera mediado enseñamiento
  3. Si la víctima fuera menor de edad o incapaz

Tras una lesión grave lo normal es solicitar una indemnización por accidente grave. Para poder pedir una indemnización, lo normal es presentar una documentación que acredite los daños corporales, además de contar con los informes médicos desde el día que se produjo el accidente, hasta el día en el que la persona perjudicada decidió comenzar el proceso.

Departamento especializado en Lesiones Graves

Cuantificar una Indemnización por Lesiones Graves en accidente de trabajo

Para poder cuantificar la indemnización a la víctima, se utiliza el nuevo Baremo 2016 regulado en la ley mencionada anteriormente, éste establece unas tablas que cuantifican los diferentes daños y perjuicios a indemnizar.

El nuevo Baremo cuantifica las indemnizaciones por lesiones, permanentes o secuelas (valorando en función de la edad de la víctima), además de las lesiones temporales. Además existe el llamado factor de corrección, concepto que añade un porcentaje a una escala de ingresos netos por trabajo personal, con independencia de la edad laboral de la víctima.

Todo esto es en cuanto a responsabilidad civil, pero cabe hablar también de la sanción penal, que en función de la calificación de los hechos, estos pueden ser constitutivos de delito o de falta (mencionada anteriormente el artículo).

La reclamación por los daños y perjuicios por lesiones puede ser ejercitada por vía penal o por vía civil, y para ello debemos tener en cuenta los plazos que la ley establece para poder ejercitar dichas acciones, ya que si el perjudicado prefiere la acción se debe de hacer antes de los 6 meses desde la ocurrencia de la agresión, sin embargo si prefiere utilizar  la acción civil prescribe al año.

Calcular una Indemnización por Lesiones Graves en accidente de trabajo

Para poder calcular la indemnización con el nuevo baremo, en caso de haber sufrido un accidente, tenemos que tener en cuenta:

  • La Incapacidad Temporal: Es el tiempo en el que tarda el perjudicado en recuperarse de sus lesiones.
  • Días de Hospitalización: Es el total de días que el perjudicado se encuentra en el hospital.
  • Días impeditivos: Son días impeditivos, aquellos días en los que el perjudicado no pueda realizar tareas principales o su actividad habitual.
  • Días no impeditivos: Se da este factor cuando la realización de tareas principales o actividades principales no limiten la actividad del perjudicado.
  • Incapacidad permanente: Es cuando el perjudicado, después de recibir el alta médica, sigue teniendo síntomas de las lesiones que le produjo el accidente.
  • Valoración de secuelas: Las secuelas pueden ser los dolores, limitaciones funcionales…
  • Incapacidad para trabajar: Es cuando el perjudicado no puede realizar su trabajo correctamente debido al accidente que se produjo.
  • Daños morales: Los daños morales no son visibles. Estos daños son internos y personales, es decir, de cada uno.
  • Perjuicio Estético: Es cualquier cambio que afecta a la imagen del perjudicado.
  • Perjuicio económico: Es cuando el trabajador debido a las lesiones que le produjo el accidente, no puede realizar correctamente su trabajo y debido a este reduce sus ingresos en el trabajo.

Valore este artículo

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…