El pasado día 19 de enero, un hombre de 91 años atropella a su esposa de 92 accidentalmente con el coche.

El fatal accidente ha ocurrido en Pontevedra, más precisamente en  San Andrés de Xeve. Según investigaciones, al parecer el hombre llegaba a su casa cuando su esposa salió a abrirle el portalón para que este pueda meter el coche en el domicilio. Todo parece indicar que el hombre no se dío cuenta de la presencia de la mujer y la atropelló con fatales consecuencias.

El policía Nacional está manejando dos hipótesis.

La primera de las hipótesis es que haya sido un despiste del conductor el que desencadenó el atropello mortal.

La otra hipótesis consiste en que la mujer haya sufrido un desmayo, y como la entrada a la vivienda tiene una pendiente,   el hombre no haya visto a su mujer en el suelo y por ese motivo la haya atropellado. Esta teoría se basa en declaraciones de amigos y conocidos de la fallecida, afirmando que la mujer sufría de mareos periódicamente.

Lamentablemente, personal de la ambulancia que llegó al lugar, nada pudo hacer para reanimar a la víctima, que había quedado atrapada debajo del vehículo.

En este tipo de accidentes, al tratarse de un siniestro dentro de un domicilio particular y no un accidente de circulación, el organismo competente en estos casos es la Policía Nacional y no la Guardia Civil de tráfico. Por este motivo, la Policía Nacional ha dejado claro que el hecho se trata de una muerte accidental.

Lamentablemente en España han ocurrido varios tipos de atropellos mortales fortuitos donde está involucrado un familiar.

En el año 2000, una niña es atropellada por su padre que conducía un camión en Lugo. En el año 2002, otro camionero oriundo de Albacete, intenaba aparcar su camión y accidentalmente atropelló a su mujer. El año pasado, un niño de ocho años fallecía al recibir un golpe del tractor que conducía su padre, ambos estaban trabajando en una finca rural en Sober, Lugo.

En materia legal, al no ser un accidente de tráfico, no hay un responsable a quien reclamar una indemnización.

Valore este artículo

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin calificar)
Cargando…