Dentro de una Indemnización por accidentes, existe lo que conocemos como Responsabilidad Civil Obligatoria y la Responsabilidad Civil Voluntaria.

El Seguro de Responsabilidad Civil Obligatoria es el seguro mínimo para poder circular en nuestras carreteras y el no disponer de este seguro es sancionable por lo que tener contratada esta cobertura con una compañía de seguros implica tener aseguradas nuestras Responsabilidades Civiles frente a terceros, tanto por los daños corporales causados como por los daños materiales.

Existen unos límites a esta cobertura, en caso de siniestro responsable y por una determinada cuantía, en caso de esta persona ser responsable del siniestro tendría que indemnizar por la diferencia del mismo a las víctimas, de aquí la existencia e importancia de la Responsabilidad Civil Voluntaria. Esta medida cubre los diferentes daños a terceros, por todos los diferentes conceptos y por un límite casi ilimitado.

Otra de las coberturas con las que cuentan los usuarios y asegurados, en el caso de indemnización por accidentes, es la cobertura de defensa jurídica. En el caso de tenerla contratada cubrirá los gastos que se generen en un juicio, como consecuencia de un accidente de tráfico.
Lo normal es que las compañías limiten estos gastos de abogados elegidos libremente, y lo que exceda, si existe una libre designación,  será por cuenta del asegurado.

Hoy en día, la tecnología hace posible que sean muchos los canales a través de los cuales podemos declarar un accidente a nuestra compañía de seguros.
Si bien es cierto que, aunque todos son igualmente válidos, existe uno que prevalece sobre el resto a la hora de conseguir de forma rápida y con garantía una indemnización segura. Se trata de llevar siempre en nuestro vehículo, un ejemplar de la Declaración Amistosa de Accidente.
Este documento sencillo de cumplimentar hará que ante cualquier duda sobre la determinación de la responsabilidad sea mucho más sencillo y determinante. Cualquier entidad aseguradora le agradecerá recibir de forma completa la Declaración Amistosa bien cumplimentada, incluso su abogado, que podrá hacerla valer ante cualquier imprevisto que pudiese surgir a posteriori, lo que agilizará su indemnización por el accidente sufrido.
No obstante, contar con un buen asesoramiento previo antes de declarar el siniestro y de establecer un primer contacto con su compañía de seguros, le abrirá un camino mucho más sencillo y su indemnización por tal accidente será más sencilla de conseguir.

Valore este artículo

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…