Somos abogados especialistas en reclamaciones de seguros de viajes

Reclamaciones de seguros de viajes

Reclamaciones de seguros de viajes

¿Qué es un seguro de viaje?

Los seguros de viaje están diseñados para proteger al viajero en el transcurso de su viaje ante eventos imprevistos o accidentes.  Lo más habitual es que incorporen coberturas que se activarán en caso de enfermedad o accidente del asegurado que necesite asistencia sanitaria (hospitalaria o ambulatoria) o, incluso, que precise su traslado a su lugar de origen. También suelen incorporar garantías indemnizatorias para supuestos de cancelación del viaje, pérdida de equipajes, cancelación de vuelos y otras posibles incidencias que puedan surgir durante el viaje.

Riesgos y garantías del seguro de viaje

Se distinguen varios tipos de garantías en los seguros de viaje, entre ellas estando la asistencia médica, la asistencia de viaje, y aquellas relativas a la cancelación de la travesía. Ajustada la aplicación de dichas coberturas al límite acordado por las partes en la póliza, el seguro podrá identificar las siguientes:

Asistencia médica: cubrirá aquellos casos en los que el asegurado caiga enfermo o sufra un accidente durante su estancia, ya sea dentro o fuera de su país de residencia. Además de garantizar los gastos médicos, farmacológicos, de hospitalización y de intervención quirúrgica hasta que se pueda continuar la travesía, la asistencia sanitaria puede llegar a ofrecer:

  1. Desplazamiento y alojamiento de un acompañante del asegurado en caso de que éste sea hospitalizado;
  2. Prolongación de la estancia como consecuencia de una enfermedad o accidente;
  3. Envío de medicamentos al lugar donde se encuentra el asegurado;
  4. Traslado o repatriación en caso de fallecimiento;
  5. Retorno anticipado;
  6. Gestión y coordinación de servicios asistenciales;
  7. Servicio de traducción;
  8. Sustitución del asegurado por repatriación en el caso de viajes laborales,

Asistencia de viaje: se puede incluir en esta categoría las siguientes coberturas:

  1. Cobertura de equipaje: garantía que otorga una indemnización monetaria al asegurado en el caso de que pierda el equipaje o sus efectos personales, o cuando estos sean robados y/o hayan sufrido daños durante el transporte (se incluye el caso en que haya demora en la entrega del mismo incluso cuando éste ya ha sido facturado);
  2. Cobertura de demoras: se aplica en los casos en los que el desplazamiento se retrasa por causas ajenas al asegurado, para indemnizar al beneficiario de los gastos de alojamiento, manutención, y los utilizados para otro medio de transporte;
  3. Cobertura de accidente: cubre al asegurado en caso de invalidez permanente o a sus familiares en caso de fallecimiento;
  4. Cobertura de defensa jurídica: el asegurado puede recibir asesoramiento jurídico telefónico, y tener cubiertos los gastos de defensa legal (así como el anticipo de la fianza judicial).

Anulación del viaje: con esta garantía, la compañía permite que el asegurado cancele sus vacaciones sin coste, siempre y cuando la causa de dicha cancelación se vea recogida por las condiciones generales de la póliza firmada.

SOLO COBRAMOS SI USTED COBRA, al final cuando Usted reciba la indemnización nos liquidará un porcentaje de la misma, nunca nos tendrá que adelantar ninguna cantidad en conceptos de honorarios.

Exclusiones del seguro de viaje

Estos seguros no suelen hacerse cargo de la atención o de los incidentes ocurridos como consecuencia de una enfermedad preexistente a no ser que tenga un carácter de urgencia vital. Tampoco dará cobertura por estados patológicos producidos por la ingestión de alcohol u otras sustancias. Asimismo, quedarán fuera de la cobertura los siniestros provocados por el propio asegurado, el hurto, o la cancelación por intervenciones quirúrgicas no urgentes (no habrá cobertura por epidemias).

Tramitación de la reclamación de un seguro de viaje

La solicitud de indemnización de daños deberá comunicarse a la entidad aseguradora correspondiente, dicha comunicación siendo emitida (alternativamente) por el tomador del seguro, el asegurado, el beneficiario de la póliza, o por quien actúe por cuenta y nombre de los anteriores. A su vez, la solicitud también podrá provenir de la entidad aseguradora o del mediador de seguros cuya intervención se usó para gestionar el seguro.

Consecuentemente, y por regla general, la notificación sobre los daños sufridos, así como la obtención de la información relativa al procedimiento y al estado de tramitación de los siniestros podrá realizarse a través de una llamada telefónica a la compañía de seguros, o haciendo uso de la página web de la entidad aseguradora.

La valoración de los daños que resulten indemnizables con arreglo a la legislación de seguros y al contenido de la póliza de seguro será realizada por la entidad aseguradora en cuestión, la cual deberá determinar si los daños en cuestión cumplen con los requerimientos exigidos para la entrega de la cantidad indemnizatoria.

Cabe mencionar que el asegurador está obligado  a satisfacer la indemnización al término de las investigaciones y peritaciones necesarias para establecer la existencia del siniestro y, en su caso, el importe que resulte del mismo. En cualquier caso, el asegurador deberá efectuar el pago del importe mínimo  de lo que pueda debe dentro de un plazo determinado contado desde la fecha de la recepción de la declaración del siniestro.

¿Quién tiene derecho a reclamar una indemnización?

El Seguro de Viaje se aplicará a las personas físicas, beneficiarias de la póliza contratada, que constan expresamente como personas aseguradas en las condiciones particulares y el certificado de seguro.

ATENCIÓN 24 HORAS, usted puede contactar a cualquier hora del día, le atenderá un abogado especialista en reclamaciones de seguros de viajes.
900 264 199 – 646 986 598

Últimos artículos de nuestro blog