En España no solo existe una gran cantidad de abogados que llevan a cabo la tramitación de las indemnizaciones por  los accidentes de tráfico, sino que también son muchas las empresas que trabajan en este mercado, tramitando dichas indemnizaciones por comisiones que llegan hasta el 25% por operación lo que deja una indemnización poco cuantiosa para el cliente.

En el año 2015, el Consejo de Ministros acordó un nuevo baremo para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación. El 1 de Enero de 2016 se empezó a aplicar el mencionado baremo, introducido en nuestra legislación mediante la Ley 39/2015 de 22 de septiembre.

La entrada en vigor de lo anteriormente expuesto, aconseja la contratación de abogados de accidentes de tráfico que la conozcan en profundidad dicha Ley para llevar a cabo la valoración de lesiones temporales y permanentes, así como el ejercicio de las acciones de reclamación.

Además hay que hacer una especial incidencia en que la vía por la que opta la mayoría de la gente es la de la no contratación de los servicios de un abogado y simplemente deja que la reclamación sea tramitada por la propia aseguradora, lo cual ES UN ERROR, porque las mismas determinarán la indemnización que le corresponde al cliente en base a sus propios criterios, dando como resultado una cantidad bastante menor a la que verdaderamente le corresponde al cliente por los daños personales y materiales sufridos en el accidente. Sin embargo un abogado llevará a cabo la tramitación teniendo en cuenta la opinión objetiva de los facultativos y analizando sin buscar pretensiones económicamente exageradas, los informes médicos del lesionado.

En cuanto a los accidentes laborales, encontramos que la Ley 31/1995, establece una serie de pautas para la eliminación de los mismos y en caso contrario buscar responsabilidades, así nos lo indica en su artículo 2.1:

“La presente Ley tiene por objeto promover la seguridad y la salud de los trabajadores mediante la aplicación de medidas y el desarrollo de las actividades necesarias para la prevención de riesgos derivados del trabajo.

A tales efectos, esta Ley establece los principios generales relativos a la prevención de los riesgos profesionales para la protección de la seguridad y de la salud, la eliminación o disminución de los riesgos derivados del trabajo, la información, la consulta, la participación equilibrada y la formación de los trabajadores en materia preventiva, en los términos señalados en la presente disposición.

Para el cumplimiento de dichos fines, la presente Ley regula las actuaciones a desarrollar por las Administraciones públicas, así como por los empresarios, los trabajadores y sus respectivas organizaciones representativas”.

En caso de que hayas sufrido un accidente laboral, deberás seguir una serie de pautas para facilitar los trámites de la reclamación tales como:

  • La recopilación de todos los informes médicos derivados del accidente.
  • Si la mutua envía un doctor porque no está conforme con la contingencia laboral, reclama un procedimiento de determinación de contingencias.
  • Si la mutua te otorga el alta, tienes 4 días para impugnar la misma, es muy importante que no se pase dicho plazo.
  • Por último deberás acudir a un abogado, para que determine si han existido incumplimientos a la hora de llevar a cabo las medidas de seguridad previstas en la ley 31/1995 y en caso de existir dichos incumplimientos se procederá a interponer una denuncia frente a la Inspección de Trabajo.

Ya sea víctima de un accidente de tráfico o un accidente laboral, siempre es recomendable contar con los servicios de abogados de accidentes de tráfico expertos en indemnizaciones.

 

Por favor, valore este artículo

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…