Indemnización por fallecimiento en accidente de tráfico

La importancia de contar con un abogado especializado en el momento de reclamar una Indemnización por fallecimiento en accidente de tráfico.

Desgraciadamente, aunque por fortuna gracias a los grandes avances habidos en los últimos años en el campo de la seguridad vial y las atinadas campañas de sensibilización de la DGT son cada vez menos, siguen existiendo casos en los que se producen fallecimientos en los accidentes de tráfico, los cuales tienen consecuencias gravísimas en los entornos familiares, no solo a nivel moral y sentimental, sino también a nivel económico, dado que la unidad familiar de por vida se verá privada de la aportación de tan destacado miembro.

Precisamente en estos durísimos trances, alguien siempre debe tener la suficiente templanza y serenidad para pensar en el futuro de su familia y ponerse en contacto con un abogado de accidente de tráfico quien pueda efectuar la reclamación, asumiendo el peso específico de la misma, dado que en un caso tan duro, el tiempo que se gane es decisivo a la hora de conseguir una mayor indemnización que, aunque jamás reponga la pérdida, al menos pueda aliviar la delicada situación económica.

Las salidas de vía y colisiones frontales causan 652 muertes en carreteras convencionales.

 El siniestro mortal más frecuente es el Accidente de coche por salida de la via, con solo un vehículo implicado, supuso 367 fallecimientos. La velocidad excesiva o inadecuada fue señalada como un factor concurrente en la mitad de estos casos; la distracción, en uno de cada tres. Cabe destacar también que un 47% de los conductores implicados presentaban consumo de alcohol y/o drogas ilegales.

Los Accidentes de tráfico con colisión frontal, causaron 149 fallecidos. El incumplimiento de las señales y normas de prioridad es señalado como factor en un 44% de los casos, mientras que la distracción y la velocidad inadecuada intervienen cada una en un 32%.

Los datos indican también que la gravedad media de los accidentes ocurridos en carreteras convencionales ha aumentado durante los últimos años. En particular, el índice de letalidad (porcentaje de víctimas en accidentes que fallecen) ha aumentado un 13% entre 2013 y 2017, pasando de 2,4 a 2,7 fallecidos por cada cien víctimas. Este aumento ha sido de un 30% en las colisiones frontales y un 35% en las salidas de vía.

 El análisis ha utilizado como principal fuente de información los datos contenidos en el Registro Nacional de Víctimas de Accidentes de Tráfico.

Le explicamos cómo calcular la indemnización por muerte en accidente de tráfico con el nuevo baremo y los nuevos beneficiarios en caso de fallecimiento.

¿Quiénes tienen derecho a cobrar una Indemnización por fallecimiento en accidente de tráfico?

Una de las muchas novedades del nuevo baremo de accidentes es que introduce nuevos beneficiarios, entendiendo como tales personas que por su relación de parentesco o sentimental se ven especialmente afectadas por el fallecimiento del accidentado y en consecuencia tienen derecho a percibir una indemnización del seguro.

Así, el baremo nos indica que tienen derecho a indemnización por muerte en accidente de tráfico los siguientes grupos de beneficiarios:

  1. El cónyuge viudo. Tiene derecho a cobrar del seguro siempre y cuando no esté separado legalmente ni haya iniciado los trámites para la separación o divorcio, y percibirá un importe fijo por una convivencia de hasta 15 años, con importes adicionales por cada año de más que conviva, equiparándose a estos efectos los años de matrimonio y los que hayan convivido como pareja de hecho.
  2. Los ascendientes. Se refiere básicamente a los padres. Cada progenitor tendrá derecho a percibir una indemnización por muerte en accidente de tráfico, que se incrementará si el hijo fallecido tenía más de treinta años en el momento del accidente. En caso de que alguno de los padres hubiera fallecido, pasarán a ser considerados beneficiarios a su vez sus padres (los abuelos del difunto) en caso de que éstos estén vivos. En el caso de los abuelos, la indemnización que hayan de percibir no variará en función de la edad del fallecido.
  3. Los descendientes. Cada hijo de la víctima, con independencia del número de hermanos que sean -a diferencia del baremo  anterior- tiene derecho a cobrar una indemnización por el fallecimiento de un padre. Dicha indemnización varía en función de la edad del beneficiario (menos de catorce, de catorce a veinte, de veinte a treinta y a partir de treinta). Se entiende que cuanto más mayor es el hijo, menor es la dependencia emocional y económica respecto del progenitor. Los nietos sólo tendrán derecho a percibir una indemnización por muerte en accidente de tráfico en el caso de que su padre (hijo a su vez del difunto) haya fallecido, cobrando una cantidad que en este caso no dependerá de su edad.
  4. Los hermanos. Cada hermano cobrará una cantidad que dependerá de si tiene más o menos de treinta años.
  5. Los allegados. Este grupo de beneficiarios es una agradable novedad, aunque queda por ver cómo se lleva a la práctica a efectos probatorios. Dice el baremo en su art. 67 que “son allegados aquellas personas que, sin tener la condición de perjudicados según las reglas anteriores, hubieran convivido familiarmente con la víctima durante un mínimo de cinco años inmediatamente anteriores al fallecimiento y fueran especialmente cercanas a ella en parentesco o afectividad.” En este sentido está claro que se está refiriendo a parejas de hecho no inscritas, y a las relaciones familiares que dicha convivencia análoga al matrimonio produce, siempre que haya existido convivencia durante más de cinco años . Así, los hijos de divorciados que conviven con su progenitor y su nueva pareja establecerán unos vínculos lo suficientemente fuertes para que el baremo los tenga en cuenta a la hora de ser indemnizados con una cantidad de dinero, aunque ésta sea fija. Tendrían derecho a cobrar una indemnización por muerte en accidente de tráfico tanto los hijos biológicos del fallecido como los que no lo sean pero convivan con él por ser hijos de su pareja. Eso sí, los biológicos percibirán unas cantidades variables que resultarán superiores, mientras que los “hijos allegados” cobrarán un importe fijo de menor cantidad.

Abogados Indemnización es un despacho de abogados muy especializado en la reclamación por las indemnizaciones correspondientes como consecuencia de accidentes de tráfico y en concreto cuando en el mismo se producen víctimas que fallecen en el accidente o posteriormente al accidente.

Desde nuestra máxima experiencia desde hace años ofrecemos a nuestros clientes un asesoramiento integral a las víctimas de accidentes de tráfico por fallecimiento para la reclamación de sus derechos y de las indemnizaciones que les correspondan.

Para la buena gestión y tramitación de estos accidentes es necesario contar con amplios y muy cualificados conocimientos jurídicos y contar con un abogado que conozca muy bien los diferentes factores que se aplican para determinar la cuantía a indemnizar y la legislación aplicable en cada momento del accidente.

Póngase en contacto con un abogado especialista en accidentes de tráfico. Le asesoraremos completamente Gratis, bien llamando a nuestros teléfonos 900 264 199 ó 646 98 65 98, bien rellenando el formulario de contacto o bien mediante correo electrónico accidentes@jlcasajuana.com
En nuestro despacho y para todos nuestros clientes que sufran un accidente derivado de la responsabilidad civil de un tercero y como consecuencia del mismo se produzcan fallecidos, les garantizamos un asesoramiento cercano y dentro de la máxima sensibilidad que nos permite la experiencia de muchos años y a la vez:
  • Ofrecemos primera consulta gratuita y sin compromiso por Abogados altamente especializados.
  • Nuestro objetivo es que Usted obtenga la máxima indemnización posible.
  • Nuestros abogados son independientes y especialistas en accidentes de tráfico, sin ninguna relación con compañías de seguros.
  • Solo cobramos si Usted cobra.
  • Puede recuperar nuestros honorarios, total o parcialmente.

Últimos artículos de nuestro blog