Daños por explosión de una bombona

Daños por explosión de una bombona

El artículo de hoy trata sobre las explosiones causadas por una bombona de butano. Primero, analizaremos el objeto que causa la explosión, y luego, distintas cuestiones relacionadas.

Las bombonas de butano suelen ser de dos tipos: convencional (puede llegar a pesar 35 kilos) e inoxidable (puede llegar a pesar 18 kilos); ambas tienen una capacidad de 12 kilos de gas.

Por la forma en la que están construidas y por la elasticidad del metal, la bombona no desprende metralla sino que suele abrirse por una de sus soldaduras con el hueco suficiente como para expandir el gas que contiene en caso de explotar.

Las bombonas convencionales tienen una válvula de seguridad por la que, si las bombonas se ven inversas en un incendio, el gas licuado se expandirá, aumentará su presión y cuando la presión provoque que se estropee bombona, la válvula de seguridad se abrirá y producirá alivio la presión interna dejando salir el gas interior de la botella, impidiendo la explosión de la bombona. Por tanto, es difícil que una bombona explote.

En caso que la válvula carezca de esta “válvula de seguridad“, sí que existe un riesgo de explosión.

En el caso de las bombonas inoxidables por la sección añadida sobre la bombona que alberga las asas, existen cuatro zonas que parapetan la salida del gas, y en caso de que la válvula de gas libere presión, puede encontrarse con una de ellas, que, de entrar en contacto con el fuego, pueden recalentar la superficie y a su vez resquebrajarla por el calor que, de entrar también en contacto con el fuego, produciría la explosión.

Es importante tener un seguro del hogar por la posible sucesión de estos hechos fatales.

Seguro de hogar

El seguro del hogar es aquel que puede cubrir:

  • Daños materiales del hogar,
  • Desperfectos causados por agua,
  • Rotura de cristales,
  • Daños causados por incendio, explosión, fenómenos atmosféricos, cortocircuitos eléctricos, averías o robos.

El seguro del hogar tiene que cubrir los daños por responsabilidad civil de daños o lesiones que se puedan causar a otras personas o a sus bienes desde la vivienda del asegurado. (Leer: Reclamación de seguro de Responsabilidad Civil)

Hay distintas pólizas de seguros del hogar que se tienen que estudiar en función de nuestras circunstancias e intereses.

Las coberturas del seguro del hogar se forman en torno a dos conceptos:

  • Continente: comprende a la vivienda en sí misma, estructura física y dimensiones.
  • Contenido: comprende las posesiones del asegurado que se encuentren entre las cuatro paredes.

Es relevante que si nos ocurre un infortunio de estas características, contemos con pruebas sólidas, entre las que destacan los peritajes.

Por el concepto de continente las compañías aseguradoras pagarán por el coste que supondría repararlo, excluyéndose el valor del suelo. El valor es calculado por las compañías aseguradoras multiplicando los metros cuadrados de la superficie construida que tiene la vivienda por el coste medio que tiene la reconstrucción. El valor contratado es el valor máximo que se puede indemnizar. Se pueden incluir garaje y trastero.

Daños por explosión de una bombona

El caso que trataremos hoy es el de una explosión acaecida por una bombona en una casa por el que su propietaria contrató mediante póliza a una compañía de seguros por la que se cubría los riesgos de explosión.

El hecho de que se llevaran a cabo las distintas revisiones de la bombona, etc.; no obstaculizaba el cubrimiento del riesgo de explosiones de la póliza.

Por ello la propietaria decidió reclamar, reclamación que fue desatendida por la compañía aseguradora.

Ante esta desatención, decidió demandar a la compañía aseguradora. Ésta decidió, asimismo, contestar en base a un informe por el cual no se probó que existiese un fallo en la instalación del gas, ni si estaba correctamente instalada

Mediante la demanda solicitó indemnización en concepto de:

  • Daños materiales en el continente de la vivienda, considerando las circunstancias de la edificación; estado de conservación; que estaba en proceso de reforma; las calidades existentes en la vivienda; etc.
  • Inhabitabilidad

Finalmente, se estimó la demanda y el Tribunal condenó a pagar por los perjuicios ocasionados por la explosión 17.900 euros con intereses desde que ocurrió el siniestro.

Por favor, valore este artículo

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deje su comentario

Envíenos un WhatsApp