Resulta sorprendente el número de accidentes de tráfico que se producen cada día, “sólo en su ciudad” sea cual sea, grande o pequeña.

Afortunadamente, la mayoría de las colisiones entre vehículos, a la que con independencia de su gravedad, denominamos siniestro, son golpes entre coches en los que sólo se ve afectada la chapa y en menor grado también la mecánica. A este tipo de daños les llamamos daños materiales. Entre ellos, además de los citados, también se incluyen otros daños como la ropa, gafas, relojes, teléfono móvil, etc., que también pueden quedar inservibles tras un siniestro.

El día a día, a la gran mayoría de todos nosotros, nos ha creado una gran dependencia del coche para realizar cualquier desplazamiento, por este motivo, cualquier pequeño siniestro que nos obligue a tener que dejar nuestro coche en el taller un solo día, nos genera un gran trastorno.

Hace años, la compañías de seguros idearon un sistema rápido y ágil de tramitación de siniestros en beneficio de todos sus clientes, ahorrando tiempo, costes y sobretodo,  incrementando la satisfacción de sus clientes en el momento en el que sus asegurados realmente recurren a ellos. Cuando tenemos que llamar al seguro por haber tenido un siniestro, es cuando podemos hablar de nuestra satisfacción con nuestra aseguradora.

Tener un siniestro, por pequeño que este sea, nos incomoda, asusta y nos altera nuestra rutina, tan ajustada a las horas del día. Hoy por hoy, todos estamos limitados por nuestra multitud de quehaceres, tener un siniestro, puede dejar de ser un problema gracias a la agilidad de la tramitación a la que usted puede contribuir si sigue unos pequeños consejos si algún día usted tiene un pequeño siniestro.

Es importante, llevar siempre en el coche, el documento, que previamente le habrá facilitado su compañía de seguros, para que lo use en caso de siniestro. Este ejemplar, azul y amarillo, se denomina, Declaración Amistosa de Accidente.

Su siniestro, se gestionará de una forma mucho más beneficiosa para usted, si sigue unos pequeños consejos que le daremos, en los próximos días de forma detallada. Por hoy, nos conformamos con que usted tenga claro algunos pequeños aspectos que le facilitarán la vida en caso de accidente.

Si usted tiene un siniestro no se olvide de; basta con cumplimentar una única declaración amistosa (es un documento autocopiativo), rellenar de forma clara las casillas con las que cuenta. Datos como la fecha, lugar y matrículas de los intervinientes, son fundamentales, no los olvide, y por supuesto, la versión de los hechos.

Cada asegurado, hará llegar una copia a su seguro, es en este momento cuando comienzan unos trámites ágiles para su siniestro que le harán conseguir que su indemnización llegue rápidamente y su accidente se haya resuelto.

Recuerde que durante los próximos días, podrá visitar nuestro blog y cómo con un poco de cuidado a la hora de rellenar su declaración amistosa en caso de siniestro, hará su vida más fácil en caso de accidente.

Valore este artículo

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…