En el siguiente artículo, analizamos un caso real sobre un Accidente por mordedura de perro que hemos llevado en nuestro despacho.

El pasado 21 de julio, nuestra clienta se encontraba con su madre y con la perrita de su hija de raza Westy en el parque de San Román de Hornija (Valladolid), cuando inesperadamente apareció corriendo un perro pastor alemán hacia ellas, con pretensión de atacar a la perrita. Inmediatamente tiro de la correa hacia arriba para levantar a la perrita para que no la alcanzase el pastor alemán.

Mientras sujetaba a la perrita en lo alto, el pastor alemán saltaba intentado coger a la perrita. Hasta que finalmente de un empujón tiro al suelo a nuestra clienta, dándose en la cadera izquierda con un bordillo del parque. Una vez estaba en el suelo el pastor alemán seguía intentado morder a la perrita, entonces agarro con la mano derecha la perrita y con la mano izquierda al pastor alemán por el collar, sin poder levantarse del suelo hasta que llego la dueña del pastor alemán.

Cuando llego la dueña, nuestra clienta le dijo que se llevase a su perro (pastor alemán) y en ese momento le puso la correa. Como nuestra clienta no se podía levantar y el pastor alemán seguía insistiendo en ir a por la perrita, por eso la dueña del pastor alemán ata a su perro en un tobogán del parque y aun así seguía descontrolada.

La  dueña del pastor alemán, ayuda a la clienta a levantase, después de varios intentos  y con ayuda de una muleta de su madre, pudo ponerse de pie, pero no podía caminar del intenso dolor.

La clienta decidió llamar a su marido, quien vino con el coche a buscarla y la llevo a urgencias. La hicieron una radiografía diagnosticando que tenía roto el cuello del fémur de la pierna izquierda, por lo tanto debían de operarla de urgencias, y así se procedió.

Accidente por mordedura de perro

Comenzamos  las actuaciones para reclamar la indemnización por la responsabilidad civil.

La compañía de la dueña del pastor alemán se puso en contacto con nosotros para comunicarnos nuestro deseo de indemnizar amistosamente los daños y perjuicios sufridos a consecuencia del accidente.

Nuestra clienta una vez recuperada de la operación, comenzó la rehabilitación. También necesito sesiones de psicólogo debido al trauma sufrido por la agresividad del perro.

Finalmente se alcanza un acuerdo de la cuantía de indemnización por la cantidad de 30.363,37€. Se le incluyen los gastos de transporte, psicólogo y fisioterapeuta, todo basándose en el baremo 2016, establecido por la Ley 35/2015, de acuerdo con el año de ocurrencia del siniestro.

Por favor, valore este artículo

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…